COMUNICACIÓN

IZQUIERDA UNIDA DE CUENCA


DECLARACIÓN DE IZQUIERDA UNIDA SOBRE LA SITUACIÓN EN PALESTINA

 

Ante los trágicos acontecimientos que vienen sucediéndose en Palestina, IZQUIERDA UNIDA de Cuenca hace un llamamiento a favor de la Paz y el diálogo, frente a la barbarie y la brutal represión a la que está siendo sometida la población palestina y a la movilización de toda la sociedad para frenar la masacre.

 

Tras más de cincuenta años de ocupación israelí y desde que se inició la segunda Intifada, el pueblo palestino está sufriendo una intensa y continua represión por parte del ejército de Israel y del gobierno de Sharon. La permanente violación de los derechos humanos fundamentales, la aplicación sistemática de la tortura, el ensañamiento del ejército israelí contra civiles desarmados, incluyendo a mujeres y niños, los asesinatos selectivos de dirigentes de organizaciones políticas y sociales palestinas, el uso de todo su arsenal bélico son, desgraciadamente, actos cotidianos que se repiten todos los días.

 

El balance es desolador: más de mil cuatrocientos muertos, dos mil quinientos detenidos en los últimos días a los que se niegan los más elementales derechos, cientos de casas e infraestructuras destruidas, ocupación de la mayor parte del territorio palestino gobernado por la Autoridad Nacional Palestina, el confinamiento de Arafat,…

 

El responsable de esta situación, Ariel Sharon, llegó al poder prometiendo más seguridad a su pueblo, sin embargo, con su brutal y genocida política ha conseguido lo contrario, generar una dinámica de “acción/represión” que va cada día a más y a la que no se le ve fin. Su gobierno de “unidad nacional” ha apostado por la barbarie y la guerra en un estilo que recuerda, en trágica paradoja, el de sus antiguos verdugos.

 

Fuerzas que se reclaman de un pensamiento progresista, que forman parte de este gobierno deben enfrentarse al hecho de que su permanencia en el mismo implica una rechazable e insostenible complicidad. El camino ciego de la violencia nunca podrá generar soluciones a la paz. Sueños de expansión y de grandeza, de un Gran Israel, representan la más repudiable de las actitudes y se hacen acreedores de la respuesta contundente, no sólo del pueblo palestino y de los pueblos de la región sino también de una comunidad internacional que debe salir del silencio y de la vacilación estéril.

 

Frente a todo esto, la comunidad internacional vuelve a mostrar el doble rasero con el que trata las relaciones internacionales según la conveniencia de los poderosos. Es necesaria la intervención urgente de las Naciones Unidas y en especial de la Unión Europea para poner fin a esta dramática situación que constituye una auténtica tragedia para un pueblo que lleva años sufriendo la injusticia y el silencio.

 

IZQUIERDA UNIDA llama a toda la sociedad a desplegar el máximo esfuerzo de solidaridad con el pueblo palestino y exige: 1)El alto al genocidio y protección internacional para el pueblo palestino, 2)Un Estado palestino independiente en las fronteras de 1967, con capital en Jerusalén Este, 3)El desmantelamiento de los asentamientos israelíes, 4) El derecho al retorno de los refugiados de acuerdo a la Resolución nº 194 de las Naciones Unidas y 5) La suspensión del Acuerdo Comercial Preferente entre la Unión Europea e Israel.

 

 

Cuenca, 2 de abril de 2002