COMUNICACIÓN

IZQUIERDA UNIDA DE CUENCA


 

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN RELATIVA AL PROYECTO DE AUTOPISTA DE PEAJE ENTRE OCAÑA Y LA RODA

 

Hace más de un año que Izquierda Unida de Castilla la Mancha, y por ende su referente provincial en Cuenca, lleva encabezando una oposición al proyecto del Ministerio de Fomento para realizar una autopista de peaje el tramo viario comprendido entre las localidades de Ocaña y La Roda.

 

IU reconociendo los problemas y deficiencias que arrastra la actual N-301: altísimo nivel de tráfico, elevado número de accidentes,  retenciones, peligrosos cambios de rasante, travesías peligrosas, etc. ha venido proponiendo desde hace años que la solución a toda esta serie de problemas que padecen la gran cantidad de usuarios que esta carretera tiene (transportistas, trabajadores que se desplazan a Madrid, autobuses de viajeros) era el desdoblamiento de esta carretera o la construcción de una autovía en el tramo señalado y que es un paso vital para las comunicaciones entre el Levante y el centro peninsular y una alternativa a la A-3 y la A-31.

 

Pero más importante si cabe, es la comunicación intercomarcal y la vertebración del territorio que atraviesa esta infraestructura que con el paso del tiempo se ha ido deteriorando y ha visto reducida su capacidad de absorción del elevado número de vehículos (más de 6.000 diarios).

 

Sin embargo el gobierno del PP ha incluido este tramo dentro de su Programa de Autopistas de Peaje 2ª fase y ha recogido partidas presupuestarias para comenzar a realizar los pertinentes estudios informativos para analizar, diagnosticar e identificar los corredores inicialmente previstos.

 

Esta opción elegida por el PP es una solución elitista con un verdadero impacto social que sólo cubrirá las necesidades de una capa social de alto poder adquisitivo pero no la de la mayoría de la población que a partir de ahora tendrá que realizar un mayor desembolso a la hora de viajar. Tampoco podemos olvidar el sobrecoste medioambiental que supone una obra de esta envergadura, así como los efectos negativos que conlleva la división de los términos municipales y la separación de superficies de aprovechamiento agrario con el consiguiente aumento de movilidad y  desplazamiento para acceder a los terrenos adyacentes por la escasez de pasos.

 

Múltiples y variadas han sido las iniciativas políticas e institucionales que IU ha promovido: mociones en los Ayuntamientos, boletines informativos locales, cartas a los Alcaldes, colocación de pancartas, elaboración de pegatinas, notas de prensa, declaraciones, etc. y que han logrado que diferentes instituciones se posicionaran públicamente en contra de este proyecto (Ayuntamientos, Diputación de Cuenca y Albacete, Cortes regionales, etc.).

 

Consideramos que es necesario reactivar nuestra iniciativa política y capacidad propositiva y movilizadora respecto a este tema. Pero también creemos oportuno que es el momento de pasar a la acción y trabajar paralelamente por alentar y fomentar la movilización ciudadana desde una óptica plural y colectiva en la que se vean inmersos todos aquellos colectivos y organizaciones sociales y políticas, así como los ayuntamientos implicados, para conseguir que esta lucha sea amplia y pueda recoger el apoyo del máximo número de ciudadanos de nuestras comarcas y provincias.

 

Por ello este Consejo Político Provincial de IU-Cuenca aprueba proponer y apoyar el inicio de una nueva campaña pública a través de carteles con el mismo logotipo que las pegatinas ya editadas (¿Ppeaje? ¡No, gracias!) y al mismo tiempo entablar conversaciones con las diferentes organizaciones y colectivos y ayuntamientos de las comarcas afectadas para aunar esfuerzos y demostrarle al gobierno central que nuestros pueblos quieren soluciones a sus problemas pero sin costes añadidos.

Mota del Cuervo, 23 de febrero de 2002